Consejo para Animadores de Aaron Blaise

Recientemente el talentoso Aaron Blaise publicó en su cuenta de facebook un valioso consejo para los animadores.
De paso vale la pena mencionar que su contenido educativo es de primera, y también tiene un canal de YouTube muy activo.

Estas son sus palabras (traducidas al español por Torumedia):

Usualmente me preguntan que debe uno incluir en su portafolio de animación. Esto es lo que yo busco:
Cuando observo un trabajo de animación, la primera cosa que hago es solo dejar que la actuación afecte mis emociones. La creo? Es convincente? Está pensando el personaje? Me he entretenido? Por mucho, la mayoría de portafolios de animación que veo de animadores jóvenes están llenos de actuaciones enfocadas en movimiento y mecánicas. Muchos descuidan realmente entrar en la cabeza del personaje y sentir la actuación. Una buena animación de personaje es el arte de traer los personajes a la vida… no moverlos alrededor. Cualquiera puede mover algo alrededor. Usualmente una escena requiere poco o ningún movimiento para transmitir la emoción. Usualmente es sólo una mirada, un movimiento de ojo, un parpadeo. También aconsejo a los animadores a incluir actuaciones en donde haya un cambio de emoción o idea. Furioso a feliz… temeroso a valiente… feliz a triste. Otros ejemplos pueden ser más sutiles. Una madre acostando a su hijo por la noche… dos personas enamorándose… un niño entrenando a su nuevo cachorro… etc. Hay un número infinito de situaciones que pueden ser ejecutadas de manera entretenida que logren envolver al espectador. Estas actuaciones deben ser ejecutadas con honestidad. El animador debe cavar entre sus propias experiencias y recordar como se sintió. Sentir esa emoción e inyectarla en su personaje. Ahí es cuando la actuación se vuelve real y el espectador es atrapado.

… y en su idioma natal:

“I often get asked what one should include in their animation reel. This is what I look for:
When I look at an animators work, the first thing I do is just let the performance wash over me. Do I believe it? Is it convincing? Is the character thinking? Am I ENTERTAINED? By far, most animation portfolios I see from young animators are full of performances that are all about movement and mechanics. Many neglect to really get into a character’s head and feel the performance. Good character animation is the art of bringing characters to life…not moving them around. Anyone can move something around. Often a shot requires little to no movement to get an emotion across. Often it’s just a look, an eye movement, a blink. I also advise animators to include performances where there is a change of emotion or idea. Angry to happy…fearful to brave…happy to sad. Other examples can be much more subtle. A mother settling her child in for the night…two people falling in love…a boy training his new puppy…etc. There is an infinite number of situations that can be played in entertaining ways that will suck a viewer in. These performances should be played out with honesty. The animator should dig into his or her own experiences and remember how they felt. Feel that emotion and inject it into your character. That’s when the performance becomes real and the viewer is pulled in.”